Castilla-La Mancha: Borrador de orden de vedas de pesca 2018

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha puesto a disposición pública el borrador de la Orden de Vedas de Pesca para el año 2018 en Castilla-La Mancha y lo somete desde esta semana a información pública de cara a recibir por parte de la ciudadanía las observaciones o alegaciones que se estimen oportunas.

Para aclaraciones al respecto podrán dirigirse a la Jefatura de Sección de Pesca a través del correo jagredondo@jccm.es o al teléfono 925238093. Hay un plazo de 20 días para alegaciones a esta orden de vedas.

Como es habitual, en la orden de vedas se establecen las épocas, tallas, cebos, etc., así como las medidas en relación al control de especies "exóticas invasoras".

A continuación, el borrador completo:




Buenas prácticas para el "Captura y Suelta" II - La Recogida y Extracción

Este artículo pertenece a una serie dedicada a las buenas prácticas en pesca asociadas al "Captura y Suelta", que trata de reforzar esta filosofía y ofrecer claves para tratar de producir el menor daño posible a los protagonistas de toda esta historia, los peces. 

En el primer artículo de esta serie repasábamos todo lo relacionado con el anzuelo y los señuelos. En este abordaremos el siguiente paso en el proceso lógico de la captura: la recogida, desde el clavado hasta que el llega hasta la orilla o embarcación, y veremos cómo afecta al bienestar del pez.





La recogida
Una vez clavado el pez, este es atraído en un proceso en el que intervienen diferentes elementos como la línea, la caña y el carrete. En este proceso el pez es estresado hasta un menor o mayor grado, lo cual va a ser relevante para el tiempo de recuperación post-suelta. El objetivo será entonces minimizar este grado de estrés. En todo ello, la duración de la recogida es clave, ya que parece directamente relacionado con el estrés post-captura.

Las líneas finas y poco fuertes son cada vez más usadas por pescadores que tratan de, por un lado, minimizar el impacto visual de la misma y por lo tanto obtener más picadas y por otro lado, acompañadas de equipos ligeros, "sentir" más al pez. 


El usar una línea con riesgo de ruptura ante una captura de grandes dimensiones obligará a gestionar la recogida de manera no lineal, utilizando el freno del carrete para ello: aflojándolo cuando el pez usa toda su fuerza para tratar de soltarse y dejarle que cobre unos metros de línea y endureciendo dicho freno para atraer al pez cuando éste realice pausas en su esfuerzo para recogerlo.

Usar la línea y tensión en el carrete adecuados para reducir el tiempo de recogida es clave para minimizar el estrés del pez. Para ello, deberemos afinar lo más posible y adecuarnos al tipo de pez al que nos dirigimos. No obstante, esto será complicado en lugares donde convivan especies de diferente tamaño y fuerza, como basses de un tamaño medio de 400 gr. y lucios de hasta 10 kg. En ese caso, la recomendación podría ser adaptarnos al pez objetivo de mayor fortaleza para no prolongar en exceso la lucha en caso de captura de un gran pez. No hace falta decir que la práctica de "jugar" con el pez, soltando línea y recogiendo para "disfrutar" de la pelea varias veces no es la más adecuada.


La extracción del pez del agua
La extracción del pez desde el agua hasta la orilla o el bote es un aspecto crítico ya que podemos provocar, además de la exposición al aire, lesiones físicas por contacto con superficies como una orilla empedrada o el fondo del bote que le pueden ocasionar daños puntuales. 

En este proceso, una clave será minimizar la exposición al aire manteniendo los peces en el agua tanto como sea posible. A esto puede ayudar aprender a desanzuelar los peces en el agua (siempre que esto sea posible, claro, y además que no nos importe quedarnos sin la foto) o en su defecto, usar una sacadera lo suficientemente amplia como para retener el pez cómodamente (idealmente sin contorsionarse) durante un corto período de tiempo. 


Si bien todos los tipos de red causan algún daño epitelial, las sacaderas de caucho parecen minimizar los impactos. Para peces grandes, las moquetas, cunas o sacos de retención posibilitarán este proceso, especialmente las compuestas de materiales de red recubiertos de goma.


En algunos casos, los pescadores utilizan dispositivos de agarre como los "grips". Esto generalmente no es aconsejable si se va a liberar al pez porque estos dispositivos a menudo causan lesiones.


Conclusiones
En definitiva, si queremos causar el menor daño al pez debemos tratar de realizar una recogida rápida y limpia, y ayudarnos de los elementos correctos para la extracción del pez del agua.

En el siguiente (y último) artículo de la serie, hablaremos de la última fase: la manipulación del pez una vez extraído del agua. Hasta entonces... ¡buena pesca!


Nuevo reglamento de pesca de Castilla Y León


El Gobierno de Castilla y León ha aprobado el nuevo Reglamento de Pesca de la comunidad. Un texto con muchas novedades, en el que se detallan los siguientes aspectos:

  I) Las medidas para el control de las especies exóticas invasoras.

  II) Los requisitos necesarios y el régimen de acceso para la práctica de la pesca (clases de licencias de pesca, su vigencia y el procedimiento para su expedición o tipos de permisos de pesca necesarios para practicar la pesca en los cotos). Incluye la implantación de los permisos reservados a empresas turísticas.

  III) La regulación de las asociaciones colaboradoras de pesca.

  IV) Las masas de agua (tipos de cotos de pesca, el régimen de acceso a los escenarios deportivo-sociales de pesca y pesca en las aguas de pesca privada).

  V) La regulación de dos instrumentos: el Fondo para la Gestión de la Pesca y las Aulas del Río.

  VI) Diversos aspectos técnicos que deben cumplirse durante la práctica de la pesca, como los cebos, las artes a emplear, los horarios, o la regulación de la pesca sin muerte.

  VII) La figura de los vigilantes de pesca.

  VIII) El Registro Regional de Infractores en materia de pesca.

A continuación, el nuevo reglamento de pesca de Castilla y León en PDF:

Nueva sección de camisetas y otros regalos de pesca

Tenemos novedades en Hay Pesca! Inauguramos una nueva sección en la que podréis encontrar merchandaising de pesca, como camisetas y otros artículos para regalar o para darse un capricho. La encontraréis en el menú superior, junto a las otras secciones ya clásicas.

Para empezar, arrancamos con el diseño "Área de Captura y Suelta", que podréis encontrar a través del siguiente banner, un diseño que trata de fomentar la filosofía del Captura y Suelta. Los colores de las camisetas son totalmente configurables.


¡Atentos! Próximamente habrá novedades. ¡Esperamos que las disfrutéis!

Asturias - Normativa de pesca continental 2018


La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado de Asturias ha publicado la normativa para el ejercicio de la pesca en aguas continentales durante la campaña 2018.

Todos los detalles de dicha normativa, en el siguiente documento:

Buenas prácticas para el "Captura y Suelta" I - El Anzuelo

La práctica del "Captura y suelta" en la pesca se ha convertido en un hábito para miles de pescadores deportivos y cada vez son más los que deciden disfrutar del momento de liberar el pez tras una captura. Sin embargo, si realmente nuestra intención es que el pez sobreviva sin daños, además de liberarlo debemos aprender a manejar correctamente al animal. En Hay Pesca! repasaremos algunas buenas prácticas para ello, y empezaremos por uno de los elementos más importantes: el anzuelo.

El anzuelo y las lesiones
Elegir uno u otro tipo de señuelo y anzuelo es una de las decisiones que más influyen en las tasas de captura ya que la lesión producida al clavar al pez se considera el principal factor de mortalidad en la pesca deportiva.



La acción del clavado consiste idealmente en enganchar la porción anterior de la boca cerca de los labios, una zona que contiene hueso, cartílago, piel y algún músculo. Los estudios realizados al respecto sugieren que una lesión en esa zona no tiene mayores consecuencias. Sin embargo, en ocasiones el anzuelo se engancha involuntariamente en tejidos más sensibles como esófago, estómago, branquias, ojos..., causando daño físico y sangrado que puede conducir a la mortalidad.

El tipo de anzuelo también influye en la facilidad de su extracción antes de la liberación del pez. Esto puede provocar una mayor exposición al aire, y otros daños.

En general, el grado de lesión ocasionada al pez a través del clavado y durante el desenganche viene dados por la incidencia de muchos factores incluyendo la especie, su tamaño, la temperatura del agua y del aire, el tipo de señuelo, el tipo de anzuelo, el montaje, la técnica de pesca y, muy importante, la habilidad y experiencia de pescador.


La importancia del tipo de anzuelo
La elección del anzuelo y el señuelo, que como hemos mencionado es de gran importancia. Este puede ser ajustado y en algunas circunstancias regulado para cumplir objetivos de conservación, especialmente en cotos o reservas donde sea obligatorio el "captura y suelta". Para tomar decisiones al respecto nos podemos guiar por algunos aspectos clave.



En general, cuantos menos anzuelos usemos en nuestro aparejo o compongan el señuelo, más se reducirán las lesiones físicas y los tiempos de desenganche.

Así mismo, es fundamental usar anzuelos del tamaño apropiado. Un anzuelo mal dimensionado tendrá más posibilidades de producir una herida más grave y requerir de un mayor tiempo para la liberación.

Los anzuelos "sin muerte" son especialmente recomendados. Reducen los tiempos de lesión y desenganche, por lo que son obligatorios en muchas cotos de "captura y suelta". Sin embargo, hay poca evidencia de que los anzuelos sin muerte reduzcan la mortalidad.

Los anzuelos en forma de círculo también reducen típicamente la incidencia de lesiones con respecto a los anzuelos tradicionales con forma de "J", particularmente cuando se utilizan cebos naturales o blandos.

Además, los anzuelos de abertura ancha, como muchos que se utilizan para montajes con señuelos blandos, producen menos enganches profundos. En general, cuanto más agudo sea el ángulo de cierre de la curvatura del anzuelo, mayor posibilidad hay de que se produzca una herida en una zona profunda.


Diferentes técnicas y cebos
También hay diferencias en la gravedad de la herida producida por diferentes técnicas y tipos de cebo. Por ejemplo, el uso de cebos naturales suele producir mayores lesiones que al usar cebos artificiales. Lo mismo pasa al comparar diferentes tipos de artificiales: los señuelos blandos, como vinilos, suelen producir peores enganches que los señuelos duros, como crankbaits



Las diferentes técnicas también suelen estar asociadas a un tamaño determinado de los anzuelos. Por ejemplo, los anzuelos sobre los que se realizan montajes para la pesca a mosca, pueden producir un enganche más profundo que los usados para la pesca con señuelos blandos.

Además, el tamaño del anzuelo también influye en la eficacia del enganche en muchas especies. Los señuelos más grandes a menudo disminuyen las tasas de captura, particularmente de peces más pequeños. Así cada especie de peces (o tal vez incluso la población o clase de edad) probablemente tiene un tamaño de señuelo ideal que equilibra la probabilidad de éxito de la captura y la lesión producida por el anzuelo.

Finalmente, el tiempo que se espera hasta realizar la maniobra de "clavado" también tiene su importancia. Dejar que el pez "trague" completamente, cuando pescamos con cebos naturales, puede producir heridas más profundas.


La importancia de la experiencia del pescador
Finalmente, quizás uno de los mayores factores relevantes es la habilidad del pescador a la hora de desanzuelar. Es muy común en pescadores con poca experiencia un desanzuelado precipitado, quizás por falta de habilidad en el manejo, quizás por el nerviosismo del momento, que conlleva un desgarro con malas consecuencias para el pez. Esto se corrige con la experiencia e, importante también, con el uso de material de extracción adecuado.


En definitiva, usar anzuelos de tamaño apropiado, más bien redondeado e idealmente "sin muerte", y aprender a realizar una maniobra de desanzuelado rápida y limpia nos ayudarán a provocar un daño mínimo al pez y poder disfrutar de las buenas sensaciones que da ver como aquel pez que nos ha hecho disfrutar, puede continuar su curso y recuperarse rápidamente.

Embalse de Quiebrajano (Jaén)

"Barbos y algunos buenos basses en alta montaña"

El embalse de Quiebrajano recoje las aguas del río Valdearazo y las transforma, tras amansarlas solo temporalmente, en el río del que toma el nombre el embalse, Quiebrajano. Tanto la situación del embalse, a casi 800 metros de altitud, como el agreste entorno, con picos cercanos a los 1900 metros, y todo el recorrido de acceso a la presa componen una escena impresionante, muy recomendable para conocer a pie.


A pesar de lo escarpado del entorno, Quiebrajano es un embalse amable, con preciosas aguas turquesa y unos accesos que invitan a pasar el día, bien de excursión, bien de pesca. Con 31,6 hm3 de capacidad, 125 has de superficie y más de 13 km de orillas, ofrece escenarios de todo tipo: playas, cortados, zonas con vegetación, y especies para todos los gustos.


Construido en 1976, Quiebrajano desde sus inicios era considerado un embalse truchero y de pesca de ciprínidos, pero la introducción del black bass cambió considerablemente la escena. El black-bass se convirtió en pocos años en la especie más buscada, relegando a las antiguas protagonistas, las truchas, a un segundo plano.


Durante los primeros años de la década de los 2000, el bass fue poco a poco cogiendo una población interesante, y unos tamaños notables. Las imitaciones de la fauna local, bogas, carpines o truchas causaban furor y daban lugar a buenas pescatas. Sin embargo, con el tiempo la densidad de bass fue decayendo, quizás por la presión, quizás por ciclos naturales que tienen que ver con escasez de alimentos provocada por la propia expansión del bass, y también influida por cambios en el nivel de las aguas. A pesar de ello, el hecho de que parte de la orilla sea inaccesible, ha propiciado la salvaguarda de un reservorio de buenos ejemplares que sigue habitando el pantano. Su pesca debe hacerse, eso sí, una vez que el embalse toma cierta temperatura (recordemos que estamos prácticamente en alta montaña) y usando líneas finas, debido a la transparencia de las aguas.


Dejando a un lado a las escurridizas truchas, la otra especie interesante en Quiebrajano es el barbo, a pesar de que su población también ha sido afectada por la irrupción del bass. Aunque limitada por la inclinación de las orillas y el habitual viento, la pesca a mosca es una buena opción. Podemos encontrar varias zonas de gravilla querenciosas para el barbo y, especialmente, la zona de entrada del río, donde en los meses de primavera encontraremos a buen seguro buenos ejemplares.


Tipo: Agua dulce - Embalse

Pueblo / Ciudad: Jaén, Valdepeñas de Jaén y Campillo de Arenas (Jaén)

Link a google maps: http://goo.gl/maps/PJfrI



Especies Pescables:
      •    Barbo
      •    Black bass
      •    Trucha arco-iris

Técnicas y cebos principales:
      •    Barbos a mosca seca
      •    Black bass a imitaciones de bogas y truchas

Información útil:
El embalse está a unos 20 km. de Jaén capital. Para llegar al embalse desde allí, se toma la JV-2222 hacia Puente de la Sierra. La carretera atraviesa el pueblo y en unos 7 km llegaremos a la presa, donde podemos dejar el coche.

Guía de señuelos de pesca de black bass para principiantes

¿Te atrae la pesca del black bass pero no sabes por dónde empezar? ¿Has hecho tus primeras incursiones tres el "verde" sin grandes resultados? No todos somos expertos, y todos hemos empezado de cero, a veces aprendiendo de padres o amigos y otras devorando revistas y, más recientemente, blogs. Si estás en esa situación, te será útil tener una pequeña guía sobre el material que necesitas para acelerar tu iniciación en la pesca del bass. 

Señuelos... ¿duros o blandos?
La respuesta es.... ¡de los dos tipos! Aunque la pesca con señuelos blandos o "vinilos" requiere de una mayor técnica, estos no pueden faltar en tu mochila, tanto por su versatilidad como por capacidad de pesca y su su bajo precio.

A continuación repasamos los señuelos imprescindibles de uno y otro tipo y daremos algunos consejos básicos de uso. 


Jerkbaits
Los Jerkbaits son señuelos duros con forma de un pez delgado. Su nombre viene del término inglés "jerk", tirón, lo que ya nos da pistas sobre su modo de uso. La recuperación básica es dar varios tirones y hacer una breve pausa, y de nuevo dar tirones para hacer otra pausa y así sucesivamente. En general están indicados para aguas claras y suelen funcionar para atraer basses de debajo de vegetación superficial o sobre fondos rocosos.
Jerkbaits, un clásico para la pesca del black bass
Jerkbaits, un clásico para la pesca del black bass
En nuestra caja de señuelos no debe faltar un jerkbait flotante, y otro "suspending", un tipo de señuelos que tienen la misma densidad que el agua y que por lo tanto, tras hacerlo profundizar en la recogida, ni suben hacia la superficie ni se hunden, si no que se quedan "suspendidos". Si has de escoger un solo señuelo, escoge un color que sea natural, o bien uno versátil, como el color llamado "clown", un gradiente que va de rojo (cabeza) a amarillo (lomo y cola). 

Crankbaits
Los crankbaits son unos de los tipos de señuelos recomendables para iniciarse en la pesca del bass por su facilidad de uso (ya que prácticamente solo hace falta lanzar y recoger debido a sus movimientos contorneantes), la cantidad de agua que cubren y la muchas veces facilidad de clavado del pez gracias a sus anzuelos triples. Son imitaciones de peces pasto más o menos "rechonchos", aunque hay variantes que imitan cangrejos y otras presas.
Crankbaits, imprescindibles en el kit de iniciación a la pesca del black bass
Crankbaits, imprescindibles en el kit de iniciación a la pesca del black bass
En nuestro kit de principiante podemos incluir un crankbait de medias aguas y otro de profundidad (la profundidad que alcancen será proporcional a la longitud del "babero"). Además, es interesante tener disponible un señuelo tipo "lipless", un crankbait sin babero que incluye unas bolas en el interior de su cuerpo cuyas vibraciones emitidas al recoger pueden activar a basses en algunas circunstancias. En cuanto a los colores, un "chartreuse" y quizás un "fire tiger", o imitación perca.
Un lipless clásico, siempre una buena opción a probar
Un lipless clásico, siempre una buena opción a probar
Señuelos de superficie
Aunque no sea la técnica que más picadas proporcione en todas las circunstancias, la pesca a superficie es tan espectacular que con obtener una sola picada y posterior pelea merece la pena dedicar unos ratos a ir afinando esta disciplina. Además, al ver la picada se reacciona de manera natural y da lugar a menos fallos en el clavado.
Un señuelo tipo "hélices", una opción para la pesca del black bass a superficie
Un señuelo tipo "hélices", una opción para la pesca del black bass a superficie
Es por ello que se recomienda incluir algún señuelo especialmente indicado para ello para usar, especialmente, cuando se pesca en aguas claras o no muy profundas. Aunque hay señuelos de superficie como los buzzers, que no flotan, para el kit inicial incluiremos aquellos que sean flotantes. Los popper son el ejemplo más representativo de este tipo de señuelos. Hay muchas variedades y colores en el mercado, pero lo diferencial respecto a otros señuelos es su forma, con la parte delantera truncada que emitirá sonidos y vibraciones que podrán atraer a basses, especialmente pescando de cerca de vegetación o árboles sumergidos. 

Spinnerbaits
Los spinnerbaits ejemplifican lo complejo del funcionamiento del instinto de caza del black bass. Cuando alguien que no haya visto nunca antes tiene un spinnerbait en sus manos, muchas veces no puede creer que ese "enjendro" pueda atraer peces. Pero los spinners funcionan, y lo hacen todo el año y en casi cualquier sitio. No obstante no son el señuelo más fácil de usar, pero siempre son imprescindibles en la bolsa de cualquier pescador de bass.
Spinnerbaits, imprescindible para buscar basses a diferentes profundidades
Spinnerbaits, imprescindible para buscar basses a diferentes profundidades
Los spinnerbaits son básicamente un anzuelo grande con una o varias cucharillas y un "faldón" de pequeñas tiras de goma. Pueden usarse a cualquier profundidad, pero especialmente cuando no se detectan los peces con otros señuelos. Si se ha de escoger uno solo, quizás un modelo no muy grande, con una única cucharilla y de un color chillón, como el chartreuse pueda ser una buena opción. 

Señuelos de vinilo
Dejamos para el final el tipo de señuelo que revolucionó la pesca hace ya varias décadas y cuya inabarcable variedad no deja de crecer. Aunque aprender a utilizar este tipo de señuelos es más costoso que los mencionados previamente en este artículo, es imprescindible para cualquier futuro pescador de black bass comenzar a familiarizarse con ellos. Seguro que con el tiempo y con la aparición de resultados irán sustituyendo a otros y ocupando un hueco relevante (si no mayoritario) en nuestra caja de señuelos.

No es objetivo de este artículo hablar de técnicas de pesca con vinilos, (esto daría para hacer toda una colección de artículos), sino mencionar algunos señuelos básicos para iniciarse, así que eso haremos. Y sin duda tenemos que recomendar el clásico vinilo que imita a una de las presas base de la alimentación del black bass: el cangrejo. Hay muchas marcas y colores, pero para empezar, se recomienda escoger un color natural, por ejemplo con tonos verdosos. Montado con un plomito al estilo Texas y recogido a pequeños tirones puede dar resultados en cualquier franja de costa.
El inabarcable universo de los señuelos de vinilo
El inabarcable universo de los señuelos de vinilo

Si el presupuesto permite escoger un segundo paquete de vinilos se puede recomendar un "shad", una imitación de pez con una cola que se mueve rápidamente al recoger. Si además tiene alguna banda rugosa que emita vibraciones, mejor. Un color natural, entre blanco-amarillento puede ser una buena opción. 

Hay muchas opciones más, se puede decir que miles de formas y colores que conforman un universo de señuelos difícilmente abarcable. Todo ello es parte del mundo de la pesca del bass que solo con el tiempo, la práctica y el aprendizaje de los amigos y compañeros de pesca se va vislumbrando, pero que una vez que te atrapa, difícilmente te deja escapar. Esperemos que con estas pinceladas, hayamos allanado algo el camino a aquel que se asoma a este, nuestro universo favorito.