Señuelos robóticos, cámaras.. ¿una revolución en la pesca deportiva?

En las últimas décadas, a través de la ciencia y la tecnología muchos ámbitos de la sociedad como las comunicaciones, los trabajos y también muchas disciplinas y aficiones están cambiando de una forma brutal. 

La pesca también se ha beneficiado de estos avances técnicos, especialmente a través de nuevos materiales para equipamientos, nuevos ingredientes para cebos o mejores medios auxiliares. Sin embargo, en esencia la pesca no ha cambiado sustancialmente en los últimos 30 años, o al menos no de una manera disruptiva como sí ha ocurrido en otras áreas.

Quizás sea por complejidad técnica inherente a este deporte, quizás sea porque en realidad no queremos que cambie la esencia. Por ejemplo, las sondas de localización de peces no son del gusto de todo el mundo. No saber si hay o no hay peces junto a un árbol hundido es lo que nos hace dedicar todos nuestros sentidos en cada momento, lo que nos aísla del pasado y presente y nos engancha de verdad.

Sin embargo, cada vez nos llegan más noticias de nuevas aproximaciones tecnológicas que pueden ayudar en algunos momentos. Una de ellas son los "señuelos robóticos", de diferentes tipos y que integran distintas tecnologías. Se trata de que el señuelo realice parte del "trabajo" del pescador, o que nos ofrezca algunas funcionalidades extra más o menos interesantes. 




En este artículo analizamos lo que ofrece el mercado actual, las tendencias futuras y su posible impacto en la pesca deportiva, además de otras posibles innovaciones.

Peces artificiales electrónicos
Si buscamos en Internet información sobre este tipo de dispositivos (dentro del ámbito de la pesca recreacional), lo primero que vamos a encontrar son una serie de prototipos de peces electrónicos. Veamos solo algunos ejemplos que pueden ser representativos de lo que se está ofreciendo en la actualidad:

eMinnow

eMinnow es un pez artificial motorizado. Se auto-propulsa gracias a un movimiento pre-programado de su cola. Esta es la única parte no rígida del señuelo, y su movimiento es rítmico, impulsando hacia delante al pez. Además del movimiento, el sonido y vibraciones pueden llamar la atención de los depredadores.

Se trata de un prototipo de reciente comercialización, que cuenta con varios modelos y colores. La cola es desmontable, con varios formatos intercambiables. En el siguiente vídeo se puede observar su movimiento y capacidades:



Siempre desde el respeto a esta iniciativa, el movimiento parece que debe mejorarse bastante para obtener una acción natatoria realista. En ese sentido, este señuelo está lejos de los movimientos que podemos realizar manualmente dentro de las miles de posibilidades de señuelos y técnicas. Por ello, más que para la pesca al lanzado, este señuelo parece apropiado para pesca con flotador, pudiendo sustituir a la tradicional pesca con pez vivo. 

Una de las opciones quizás más interesantes es su capacidad para poder pescar en zonas inaccesibles para la pesca al lanzado, como claros dentro de áreas pobladas de juncos.

Animatedlure

Animatedlure es un señuelo mecanizado programado parta imitar a un pez y con un movimiento bastante más realista que el anterior. En este caso, claramente está indicado para la pesca con flotador. De hecho, se ofrece en un kit junto con una boya por unos 25$. No queda clara su autonomía, pero se puede recargar vía USB, por lo que se puede llevar un cargador de externo con el que hacer varias recargas.



Lo realista del movimiento atraerá seguro a los peces, aunque habrá que ver sus limitaciones en un escenario real. Parece indicado para pesca desde embarcación

Zombait

Zombait se basa en un concepto diferente a los anteriores, estando más pensado quizás para la pesca profesional o charters de pesca. Se trata de un dispositivo robótico en forma de vaina que se introduce en un pez muerto que sirva como cebo.





El prototipo actual de Zombait no parece usable por el pescador deportivo, pero el dispositivo quizás pueda modificarse para ser utilizado para dar movimiento a otros señuelos, como vinilos.

Problemática
Algunos de los problemas de este tipo de señuelos auto-propulsados son:

1) Se pierde el control sobre la recogida.
2) El movimiento es rítmico, y siempre igual. No se pueden parar, pegar tirones, etc.
3) Tienen una autonomía limitada.
4) En general son aparatosos, y el riesgo de enganche y pérdida es alto.
5) Si se produce una raja con un golpe, entra agua y se estropea el dispositivo.

Por todo ello son difíciles de utilizar como señuelos de spinning / casting, aunque quizás sí para imitar peces vivos en pesca con flotador.


Otras innovaciones
Independientemenete de los avances mencionados anteriormente, se empieza a vislumbrar la incorporación de otra tecnología a la pesca deportiva.

Una de ellas es el desarrollo de videocámaras especiales para poder grabar el movimiento de peces cerca de nuestro cebo o el ataque de depredadores a nuestros señuelos.

Actualmente ya existen algunos prototipos de cámaras miniaturizadas, encapsuladas herméticamente y adaptadas para enganchar en la línea y hacer grabaciones submarinas. Un ejemplo de ellas es la Strike Cam, que se puede adquirir por entre 150-200$.



Las grabaciones de este dispositivo no tienen una gran calidad, pero sí pueden dar información importante. Es previsible que en un futuro próximo nuevos prototipos mejoren este en calidad y precio y sean una fuente importante de datos, no solo para estudiar cómo atacan a nuestros señuelos o "pasan" de ellos, si no también para localizar a los peces en las distintas capas de agua. 

Otras tecnologías que se podrían incorporar son los sensores que, conectados a un microcontrolador, podrían recoger información acerca de temperatura, profundidad, velocidad de recogida, etc. Las posibilidades de programación de movimientos a través del microcontrolador, si este se incorpora en el señuelo, son infinitas. Un control remoto (a pesar de una limitación de profundidad) y una emisión de vídeo recogida en directo en la pantalla de nuestro teléfono móvil, podría otorgar un control total sobre el señuelo, como retroceder, acceder a zonas inaccesibles, etc.


En definitiva, las novedades tecnológicas nos muestran que todavía queda mucho recorrido hasta que ofrezcan funcionalidades atractivas que mejoren la experiencia del pescador deportivo, pero empezamos a vislumbrar que las nuevas tecnologías tienen mucho que ofrecer. Como ya ha ocurrido en otros ámbitos, seguramente todavía no podemos imaginar cuáles serán las tecnologías que finalmente se incorporen a nuestro equipo de pesca, pero, lo que está claro, es que más pronto que tarde llegarán.


Comparte


Artículos relacionados

1 comentarios:

comentarios
20 de julio de 2017, 10:19 borrar

Muy interesante. Gracias.
la cámara Water Wolf también está muy bien. Doy fé ..
Ssddss

Responder
avatar